Hoy queremos sacarte una sonrisa con una escena perruna un poco pintoresca, pero sin duda adorable. ¿Sabías que los perros son el mamífero viviente que cuenta con más variedades en todo el planeta?. Así que no es de extrañar que los contrastes en el mundo canino sean tan impactantes. A veces incluso, cómicos. Queremos mostrarte la ocasión en que un mini perrito de menos de un kilo conoce a un enorme perro gran danés o dogo alemán. El contraste entre ambos canes es total, porque esta es una de las razas de perros gigantes, y de hecho es el mayor perro del mundo, ya que llegan a pesar hasta 90 kilos y medir casi metro y medio desde el suelo a la cruz.

El gran danés color gris y blanco se llama Sasha, y tanto él como el resto de los perritos que aparecen en el video buscan familia, ya que viven en un albergue para perros sin hogar llamado Muttshack Adoptions. Normalmente en el recinto del albergue, están separados por tamaños, pero en esta ocasión, el perrito pequeño se ha logrado escapar de su zona y a ido a parar justo al patio de los perros más gigantes, creando esta situación divertida.

Mi parte favorita del video es cuando un segundo perro grande aparece en escena y se acerca al perrito minúsculo con una pelota de tenis en la boca como para invitarlo a jugar con él. Pero al compararlo con el tamaño del pequeñajo, se da cuenta de que es imposible y se da la vuelta como pensando “nahh, este cachorro es demasiado pequeño para jugar conmigo, hasta la pelota es más grande que él…” :D